¡Quítate años!: 7 consejos para retrasar el envejecimiento

Cosmética natural, Vida saludable

15 Jun, 2021

El envejecimiento de la piel es un proceso natural e inevitable que comienza a los 30 años y empieza a hacerse visible a partir de los 40. Los tratamientos cosméticos son fundamentales para retrasar los signos de la edad. Pero también ciertos hábitos de vida pueden contribuir a acelerar o retrasar los cambios metabólicos y hormonales que envejecen la piel. Para quitarte años, aquí tienes 7 consejos que retrasan el envejecimiento. 

1. Duerme 8 horas diarias

Dormir bien es muy importante para tener la piel joven, dado que durante las horas de descanso es cuando nuestro metabolismo hormonal produce mayor cantidad de colágeno y elastina, evitando la proliferación de los radicales libres. Un buen descanso debe durar entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones. Hay quién, por ejemplo, duerme poco por las noches, pero por el día hace una buena siesta. Lo importante es que la piel, al igual que el resto del organismo, disponga del tiempo necesario para descansar y realizar todo el proceso de renovación celular que necesita para mantenerse joven y en buen estado.

2. Evita el estrés, ¡arriba ese ánimo!

Los problemas de sueño son muchas veces consecuencia de las preocupaciones, el estrés, el exceso de tareas o nuestra incapacidad para desconectar de una agenda repleta de obligaciones pendientes. Fruto de este estrés, dormimos mal, nos levantamos cansados y, en un círculo vicioso, nuestra tensión emocional aumenta. Ojeras, piel apagada, arrugas de expresión más marcadas, empeoramiento de problemas cutáneos como el acné,…

Los efectos del estrés, combinados con la falta de sueño, son terribles para la piel. Nuestro organismo produce más cortisol del debido, alterando las funciones vitales y produciendo un envejecimiento prematuro de todas las células corporales, incluidas la de la piel, nuestro órgano más grande. Mantener la calma y establecer rutinas saludables, sobre todo de descanso, relaja tensiones y mejora el ánimo, de forma que es más fácil prevenir el envejecimiento prematuro.

3. Come de forma sana y equilibrada 

Ya sabéis la importancia que en UANA Cosmética le damos a cuidar la piel por dentro, de manera que una buena nutrición evite la oxidación producida por los radicales libres. Para captar esos radicales libres debemos tomar alimentos frescos, ricos en vitaminas y minerales, que permitan mantener la piel en excelente estado de salud, evitando su envejecimiento prematuro. Este sería el resumen básico de comer de forma sana. Pero también es fundamental hacerlo de manera equilibrada, es decir, evitando dietas monótonas, cantidades que pecan por exceso o por defecto y desórdenes de horarios. Un buen truco para retrasar el envejecimiento de la piel es abandonar la costumbre tan española de cenar mucho y tarde, poco antes de acostarnos.

4. Nada de tabaco ni de alcohol

Es una evidencia demostrada que la piel de los fumadores envejece muchísimo más rápido porque los químicos del tabaco dañan las fibras de colágeno y elastina y disminuyen el riego sanguíneo, dificultando la llegada de oxígeno y nutrientes a las células cutáneas. El alcohol, por su parte, deshidrata la piel, provoca vasodilatación cutánea y dificulta la absorción de nutrientes, sobre todo de vitamina A, impidiendo la regeneración celular. Todo ello se traduce en piel seca, grisácea y con tendencia a arrugas más marcadas. Dejar de fumar y de consumir alcohol es el mejor truco para quitarse años y retrasar el envejecimiento.

5. Practica ejercicio de forma regular

El sedentarismo es otro de los mayores aliados del envejecimiento prematuro. Hacer deporte o, sencillamente, practicar entre 45 y 60 minutos de actividad diaria intensa –basta con caminar a paso ligero– es imprescindible para la oxigenación y regeneración celular, y así poder conservar la piel en perfectas condiciones, evitando su flacidez. Al hacer ejercicio de forma regular, nuestro organismo libera endorfinas, que nos provocan bienestar y son excelentes contra el estrés y el insomnio. 

6. Protege la piel del sol

El sol es bueno para la salud, pero los rayos UV son la principal causa de fotoenvejecimiento o envejecimiento prematuro de la piel. Ésta intenta defenderse de la exposición a los rayos ultravioletas, pero en este esfuerzo se dañan las fibras de colágeno y elastina, acelerándose la aparición de arrugas. Limita las exposiciones solares, usa filtros de alta protección y enriquece tu dieta con alimentos altamente antioxidantes, ricos en vitamina C, selenio y zinc.

7. Hidrata la piel

Mantener la piel hidratada es clave para evitar su envejecimiento. Por un lado, bebe mucho agua y aumenta el consumo de alimentos ricos en licopenos y betacarotenos (tomate, sandía, zanahoria,…). Y por otro, sé muy estrict@ con tus rutinas de belleza diarias, mañana y noche.

Limpiar en profundidad rostro, cuello y escote y aplicar una buena crema hidratante ecológica, rica en nutrientes antioxidantes naturales con alta concentración en principios activos formulados para penetrar en las capas más profundas de la piel, aumenta considerablemente las defensas naturales de esta última. La piel tiene así la capacidad de auto-regenerarse, reteniendo con más facilidad la hidratación necesaria para tener un aspecto más luminoso y saludable, retrasando considerablemente su envejecimiento y la necesidad de empezar a usar tratamientos antiedad antes de tiempo.

Tu carrito
Right Menu Icon