Evitar el maskné… ¡naturalmente!

Belleza, Cosmética natural

7 Nov, 2020

La delicada piel del rostro tiene un nuevo enemigo, el maskné. Con este nombre –fruto de la suma de mascarilla y acné–, parece que va a quedarse el problema de irritación de piel que produce el uso continuado de la mascarilla. En mayor o menor medida, el maskné lo padecen todo tipo de pieles. Pero puede evitarse con unas buenas rutinas diarias de cuidados y el uso de hidratantes naturales de eficacia y tolerancia garantizados.

Contra el maskné, limpieza e hidratación dos veces al día

Lo importante es empezar a mimar la piel antes de que esas pequeñas irritaciones acaben convirtiéndose en un problema grave. Porque da igual la edad o el sexo de la persona, el maskné lo padecemos hombres y mujeres de todas las edades, fruto de la fricción de la mascarilla sobre la piel. Lo más común es que se traduzca en ligeros picores e irritaciones, a los que hay que sumar una dilatación excesiva de los poros consecuencia de la mucha humedad que se concentra dentro de la mascarilla –da lo mismo que sea de tela que quirúrgica–, al respirar dentro de ella. 

Proteger la piel se ha convertido, por tanto, en una necesidad imprescindible que hay que incorporar a la rutina diaria de higiene y belleza. La limpieza en profundidad del rostro es fundamental dos veces al día: por la mañana y por la noche, antes de irnos a la cama. De cara a calmar, suavizar, hidratar y lograr un efecto barrera, por el día usaremos una crema hidratante. Y por la noche, tras la limpieza, procuraremos aplicar un sérum antes de volver a usar la crema. 

Aceite de macadamia y té verde contra el maskné

Las personas que tienen la piel más grasa, sensible y alérgica deben utilizar cremas con efecto antioxidante, regenerador y calmante. El tratamiento idóneo es un sérum o crema con principios activos naturales como el aceite de macadamia, que suaviza e hidrata profundamente la piel, aportando flexiblidad y firmeza. 

El aceite de macadamia, además, por tratarse de un aceite “seco” y no comedogénico –no obstruye poros, evitando espinillas, puntos negros o comedones, de ahí el nombre– neutraliza e impide la aparición de granitos por lo que, en las pieles grasas o con acné, termina convirtiéndose en uno de los mejores aliados contra el temido maskné. Para las pieles más jóvenes, el principio activo natural por antonomasia es el té verde, dado su elevado poder antiinflamatorio y sus propiedades antibacterianas, que protegen el rostro de las agresiones externas sin aportar nada, nada de grasa a la piel. Por su capacidad de penetración y sus múltiples beneficios para las pieles normales y mixtas, los potenciadores orgánicos del té verde logran mantener la piel saludable, evitando los picores e irritaciones que produce la mascarilla y el tan temido maskné.

Tu carrito
Right Menu Icon