Recuperar la piel tras el verano es muy fácil con cosmética ecológica vegana

Belleza, Cosmética natural

24 Ago, 2021

Septiembre está a la vuelta de la esquina y tocar volver a las rutinas. Para algunos no será tarea fácil, después del mayor o menor “descontrol” de las vacaciones. Normal que hasta con los cuidados de la piel nos hayamos relajado, por lo que en septiembre se hace imprescindible una puesta a punto. Tranquil@, porque el proceso no tiene convertirse en una empinada pendiente cuesta arriba: recuperar la piel tras el verano es muy fácil con cosmética ecológica vegana.

Lo primero y fundamental es concienciarse de que nuestra piel necesita un “reseteo” completo para minimizar el efecto de los radicales libres y combatir el envejecimiento cutáneo producido por el exceso de rayos UV, aún cuando no hayamos tomado el sol directamente. En caso de que sí lo hayamos tomado, por ser adictos al vuelta y vuelta en la tumbona o toalla, corremos además el riesgo de que aparezcan manchas o lentigo solares por la gran excesiva producción de melanina que generan las exposiciones muy intensas o de larga duración. 

A todo lo anterior hay que sumarle, por último, las vasodilataciones por las altas temperaturas, la sequedad cutánea producida por las aguas marinas o cloradas de piscinas,… Efectivamente, nosotros habremos disfrutado mucho, pero nuestra piel ha sufrido durante las vacaciones. Por eso es tan importante recuperarla antes de que nos sumerjamos de nuevo en las rutinas del día a día. Y siempre que podamos, con productos muy naturales y específicos, ciento por cien ricos en principios activos que actúen de forma rápida y eficaz, aporte que solo garantiza la cosmética natural ecológica vegana.  

Limpieza en profundidad con una crema exfoliante vegana

Es fundamental que, para empezar, hagamos una limpieza en profundidad. Si por norma, en UANA Cosmética no somos muy partidarios de los cosméticos exfoliantes –siendo rigurosos con las rutinas de belleza diaria, la piel se exfolia de manera natural–, tras el posible “descontrol” de las vacaciones de verano es importante hacer una exfoliación que ayude a eliminar las células muertas de la capa más superficial de la piel. Ello se debe a que estas células muertas generan una barrera que impide que penetren los principios activos de los tratamientos naturales ecológicos, haciendo que sus efectos sean más lentos y la piel tarde en recuperar su aspecto limpio, hidratado, elástico y con un pH saludable.

Por supuesto, descartamos cualquier tipo de exfoliante químico. Los exfoliantes químicos son muy agresivos porque actúan disgregando las células muertas y eliminando así la capa más externa de la piel, dejando a la inmediatamente inferior desprotegida y más vulnerable. Optamos, por tanto, por un ligero exfoliante mecánico que, mediante un pequeñísima fricción, elimina o ayuda a desprenderse a las células muertas. Para esta exfoliación o scrub recomendamos fórmulas naturales y ecológicas absolutamente compatibles con la delicada composición de la piel. Y dado que la mayoría de las que vamos a encontrarnos en comercio suelen llevar ceras de origen animal, os proponemos una receta exfoliante vegana, muy sencilla y barata.

Solo necesitáis un poco de azúcar o del edulcorante sólido que uséis habitualmente y aceite de oliva. La proporción sería 2 cucharadas de azúcar por cucharada de aceite de oliva y la preparación es tan sencilla como mezclar bien ambos ingredientes y guardar durante 1 hora la mezcla en la nevera para que el aceite se solidifique un poco y la mascarilla sea más fácil de aplicar.

Empezamos nuestra sesión de limpieza en profundidad lavándonos bien cara, cuello y escote con agua tibia y, a continuación, tamponamos o nos cubrimos la piel con una toalla húmeda de manera que los poros de nuestra piel se reblandezcan. Pasados unos minutos aplicamos por todo el rostro, a excepción del contorno de ojos, la mascarilla exfoliante vegana, haciendo masaje o pequeños movimientos circulares con los dedos –muy suaves y sin apretar–. Finalmente aclaramos bien con agua templada, retiramos el exceso de humedad con la misma toalla que habíamos usado anteriormente y dejamos al aire la piel durante un par de minutos.

La mezcla de azúcar y aceite de oliva es idónea para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles. Las muy grasas podéis añadir a la receta el zumo recién exprimido de ½ limón.

Hidratamos y “revitaminamos” la piel con nuestros tratamientos ecológicos veganos habituales

Concluida la limpieza en profundidad, solo nos queda realizar nuestra rutina de belleza diaria. Aunque la mascarilla exfoliante vegana nos haya dejado la piel limpia, antes hidratar, usamos el Tónico Facial Refrescante y Regulador para eliminar totalmente cualquier resto de la mascarilla o de suciedad que nos haya podido quedar en la piel. Su alto contenido en hidrolato de lavanda, té verde y jengibre, revitalizará la piel y estabilizará su pH, al tiempo que la dejará perfectamente preparada para la aplicación de los tratamientos hidratantes posteriores. 

Por último, hidratamos y “revitaminamos” la piel, si puede ser en 3 pasos, aplicando contorno de ojos, sérum y, por último, la crema hidratante. Al aplicar nuestros tratamientos sobre la piel recién exfoliada y limpia logramos que esta última reciba absolutamente todo el producto, de modo que los principios activos de sus ingredientes naturales ecológicos realicen toda la función específica para la que se han formulado y así su acción sea absolutamente beneficiosa y los resultados se noten más rápido. Su alta concentración en vitaminas E y C, que actúan de forma combinada reduciendo la producción de radicales libres, son muy necesarios en esta época del año, cuando la piel ha “sufrido” tanto por el exceso de calor y de sol. 

Volver al día a día en nuestro cuidado personal, mejorando la hidratación de la piel de modo que recupere su esplendor y belleza nos facilitará la vuelta de las vacaciones, subiéndonos el ánimo y mejorando nuestra capacidad de adaptarnos a la vuelta a empezar de septiembre. Este septiembre, el espejo te dirá la verdad. Y es que, gracias a la cosmética ecológica vegana, tu piel está más bonita que nunca. Así da gusto volver a empezar… ¿Otra vez? ¡¡¡Sí, ¿por qué no,? si cada día pareces más joven!!!

Tu carrito
Right Menu Icon