Luce unas piernas bonitas este verano

Belleza

12 Jun, 2022

Con la llegada del buen tiempo y el aumento de las temperaturas nos apetece ponernos ropa más ligera y fresca. Enseñar las piernas es, en muchas ocasiones, necesidad imperiosa para que no se nos cuezan bajo las gruesas telas de invierno. En el blog de hoy queremos ser prácticos y darte algunos trucos sencillos para lucir unas piernas bonitas este verano y pisar fuerte por la playa o la montaña.

LA ALIMENTACIÓN, EL EJERCICIO Y LA HIDRATACIÓN SON LOS TRES PILARES FUNDAMENTALES

De esto no cabe la menor duda, no hay atajos. Pero también es cierto que hay personas que consideran que la cosmética no sirve para nada y esto no es así. Veamos cómo la cosmética puede ayudarnos a lucir piernas este verano.

HIDRÁTATE POR DENTRO

Una piel bonita comienza con una buena hidratación por dentro. Según la OMS, un adulto sano necesitará unos 35 ml de agua por kilo de peso, pero esto puede variar según la época del año y la alimentación. Además de beber agua, alimentos como caldos, sopas frías de verano, frutas, verduras… también nos aportan agua y nutrientes indispensables para nuestra salud.

Puede que alguna de vosotras esté pensando: “Pues yo bebo mucha agua y mi piel sigue sintiéndose seca”. Efectivamente, esto no es extraño. Todo el agua que ingerimos no va a parar a la piel, tu metabolismo la distribuye donde cree que es más necesaria. Además si tu piel tiene una predisposición genética y fisiológica a ser seca, tenderá a perder el agua transepidérmica de manera más rápida que una piel grasa. 

Precisamente este tipos de pieles secas y/o con tendencia a la deshidratación saben bien que la cosmética es el gran aliado que las hace conservar en buen estado la barrera hidrolipídica de la piel, uno niveles óptimos de hidratación, prevenir el envejecimiento prematuro y protegerla de las agresiones externas.

HIDRÁTATE POR FUERA

Pero que no cunda el pánico amig@s, si tu piel es seca podemos ayudar a que retenga la humedad usando cosmética adecuada. Busca ingredientes hidratantes (como la glicerina, aloe vera, ácido hialurónico…) y emolientes, como los aceites naturales y mantecas, que ayudan a retener y sellar la humedad en la piel.

¿Y las pieles grasas? Muchas personas con este tipo de piel huyen de texturas pesadas o directamente piensan que no necesitan hidratarse la piel. Esto es, claramente, un error; como hemos indicado en el punto de arriba el agua que bebes no va a ir necesariamente a dónde tu quieres y, además, una piel grasa puede estar deshidratada. ¿La clave? Busca texturas con rápida absorción que no dejen película grasa (las mantecas, aceites muy grasos como el de aguacate o coco, siliconas…probablemente dejen una textura que te resulte pesada)

En UANA, nuestra Leche Corporal Hidratante y Regeneradora, fabricada con ingredientes ecológicos y naturales, está pensada para todo tipo de pieles. Es ideal para el verano ya que se absorbe rápidamente dejando la piel hidratada y sin tirantez durante horas.

EXFOLIAR LAS PIERNA EN LA DUCHA Y EN SECO

Exfoliar la piel en la ducha es muy beneficioso para mejorar su textura, ayudar con los pelos enquistados, activar la circulación y preparar la piel para la depilación. Lo ideal es un exfoliante que contenga gránulos pequeños de origen natural, como por ejemplo huesos de aceituna o albaricoque. Lo más importante es que las partículas exfoliantes no sean polímeros, ya que estas son microplásticos que van directamente al mar porque no se retienen en las depuradoras de agua.

Pero, ¿qué me dices de exfoliar en seco o “dry brushing”? Este método no es tan conocido, pero se considera un masaje que activa el sistema linfático, mejora la circulación y el aspecto de la celulitis. Se realiza antes de la ducha, unas 2-3 veces por semana con un cepillo corporal de cerdas naturales o en su defecto un guante de crin. Iremos realizando movimientos circulares pasándolo por el cuerpo sin necesidad de apretar, cepillando unas 7 veces por cada zona del cuerpo. 

Es normal que la piel quede ligeramente enrojecida tras el procedimiento, recuerda no ser brusca ni apretar, especialmente si tu piel es sensible. Esta técnica puede resultar curiosa, pero está comenzando a extenderse debido tanto a los beneficios que otorga como al ser realmente ecológica y sencilla de realizar.

EJERCICIOS PARA TONIFICAR LAS PIERNAS

Para tonificar el ejercicio de fuerza es el más importante. Para que las piernas estén más contorneadas, las sentadillas son las reinas. Activan todo el tren inferior, los cuádriceps, el glúteo mayor, los isquiotibiales y los estabilizadores del tronco. 

Las sentadillas o squat ayudan a contrarrestar la acumulación de grasa en la zona de las caderas y las piernas y la posibilidad de desarrollar celulitis. Con este ejercicio mejoramos la piel de naranja al aumentar la masa muscular, además de favorecer la perdida de grasa subcutánea. Puedes empezar con una sentadilla sin peso, e ir añadiéndolo progresivamente para ir mejorando los resultados. Para evitar lesiones, lo ideal es que un profesional adapte una rutina de ejercicios acorde a nuestra forma física. Nunca es tarde para empezar a trabajar la fuerza, ni hay que compararse con personas más jóvenes o que lleven más tiempo practicando. Compite contra ti mism@ y céntrate en objetivos a corto plazo, los objetivos empezarán a llegar más pronto de lo que imaginas.

Os animamos a que luzcáis vuestras piernas este verano sin apuros, ni vergüenzas.

¡A pisar fuerte y comerse el mundo! ¡Gracias por leer!

Tu carrito
Right Menu Icon