Desafío Green Friday: Ser “Green” los 365 días del año

Medio Ambiente

22 Nov, 2020
Un día nos despertamos y del otro lado del Atlántico nos había llegado el Black Friday (Viernes Negro). Una tradición norteamericana consistente en rebajar al máximo el precio de productos y servicios el último viernes de noviembre, día previo al arranque de la Navidad en Estados Unidos. Esta nueva moda importada nos la trajo Apple, pero no pudo consolidarse en España hasta 2012, cuando se eliminó la prohibición de anticipar los descuentos navideños.

En 2014, el Black Friday se había convertido ya en un fenómeno de ventas en nuestro país y un año después, en 2015, surgía en Europa el Green Friday. Este nació como alternativa a las compras compulsivas del Black Friday, para fomentar los hábitos de consumo responsables a través de productos y servicios sostenibles y respetuosos con la salud y el medioambiente.

El Green Friday es, por tanto, una iniciativa innovadora que ha movilizado durante un lustro a empresas pequeñas y medianas especializadas en productos naturales y ecológicos con un mensaje muy potente:

“Si no vas a poder evitar comprar en esta semana de descuentos, al menos elige productos naturales, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”.

Pero en 2020 las cosas han vuelto a cambiar. Este año, hasta las grandes multinacionales cosméticas se han apuntado al Green Friday, en un claro ejemplo de greenwashing, en el que nos ofertan productos que dicen ser mucho más ecológicos de los que realmente son. Evidentemente nadie duda de que sostenibilidad y “verde” están de moda y ¡venden! Pero sin sucedáneos, por favor.

Si se es “Green”,
se es “verde” de verdad.
Y además, todos los días,
los 365 del año.

UANA Cosmética:
más esencia y menos apariencia, todos los días del año

Para ser “Green” hay que trabajar acariciando la vida y no, contra ella. Porque “nada nos enseña a vivir mejor que lo viviente”, que diría el maestro Joaquín Araujo rememorando una famosa frase de Goethe. Y la vida es la Naturaleza, que al ser humano nos lo da todo.

Ser “Green” los 365 días del año es, por tanto:

  • Respetar las leyes del funcionamiento de la Naturaleza.
  • Ser conscientes del inmenso capital que la Natura nos ofrece en forma de materias primas para satisfacer nuestras necesidades vitales.
  • No saquear la Tierra, ni alterar la riqueza de sus variados ecosistemas.
  • Cuidar y preservar lo que nos ha sido dado a través de una respetuosa y sabia utilización que favorezca la convivencia con el resto de seres vivos.

 

Si se es “Green”, se es hoy y para siempre, para el disfrute de generaciones futuras. Y en UANA Cosmética somos “Green”. Esta semana y los 365 días del año.

  • Nuestra cosmética facial se basa únicamente en materias primas naturales procedentes de agricultura ecológica.
  • Usamos solo principios activos vegetales producidos mediante técnicas respetuosas con el medio ambiente y la salud de las personas que los producen y de las que los consumen.
  • Nuestras materias primas ecológicas no han crecido mediante fertilizantes, insecticidas o biocidas, pero tampoco se han producido atentando contra la sostenibilidad paisajística y social mediante la sobreexplotación de la Tierra y el uso de técnicas de cultivos intensivos que alteran las condiciones del suelo y de los seres vivos que lo habitan. 
Green Friday
Green Friday

UANA Cosmética:
más humildad y menos arrogancia, todos los días del año

Pero es que en UANA Cosmética nos gustaría ser aún más “Green”. Sí, sí, como lo lees. De hecho este es el gran desafío de la cosmética natural ecológica, llegar a ser ciento por cien verde. Porque aún no lo hemos logrado. Y no por nuestros productos, sino por la forma en que nos vemos obligados a envasarlos. No podemos prescindir de envases, si queremos hacer llegar a tus manos nuestra cosmética. Y, a día de hoy, todavía no existe en nuestro planeta un envase o embalaje 100% ECO.

¡No te alarmes! Por supuesto que en UANA Cosmética usamos solamente packaging biodegradable o procedente de productos reciclados y, a su vez, reciclables. De hecho, todos nuestros envases han sido autorizados como aptos por ECOCERT.

Pero no por ello vamos a afirmar que son envases ECO, porque no existen tales, por más que algunas empresas se empeñen en etiquetar así. Por más biodegradables, reciclados y reciclables que sean los envases cosméticos, todas las materias primas con la que se fabrican –maíz, yuca, patatas o trigo– proceden de productos alimenticios que no son infinitos. Es decir, que habría que seguir aumentando la sobreexplotación y deforestación completa de ecosistemas naturales para su obtención. Además, aunque son biodegradables en el suelo, continúan constituyendo un grave problema si llegan a nuestros acuíferos y al mar.

Los envases biodegradables son, eso sí, la solución más “amistosa” con el medioambiente disponible en la actualidad. Por eso, ECOCERT solo permite envasar cosméticos naturales en vidrio o en plásticos procedentes de materias primas vegetales.

Green Friday
Green Friday

Uana Cosmética:
Queremos dejar una huella limpia,
un balance neutro en emisiones CO2

Y como queremos ser más “Green”, al no poder evitar emisiones residuales de CO2 ligadas a la producción de nuestros cosméticos naturales ecológicos –desde la extracción de las materias primas para su elaboración, la energía usada en su transformación a exquisitos productos para tus rituales de belleza, hasta los medios logísticos para ponerlos a tu alcance–, colaboramos con distintas entidades sociales para alcanzar un balance neutro de 0 emisiones.

Desde el minuto uno en el que UANA Cosmética echó a andar, empezamos a colaborar con Reforesta, la ONG que más trabaja en España para revertir el actual proceso de degradación ambiental de la tierra, priorizando la recuperación de los bosques autóctonos nacionales. Reforesta no planta hectáreas de pino para capturar dióxido de carbono donde antes se sembraba o se criaba ganado. Reforesta lucha contra la desertificación y el cambio climático mediante la replantación y recuperación de bosques autóctonos. Con cada 15€ que recibe, planta una encina, la pone protector y la riega durante los dos primeros veranos. Y en UANA Cosmética deseamos replantar muchas encinas. Por eso el 1% de nuestros beneficios van destinados a Reforesta.

Y a otra asociación amiga: la protectora de animales Hoope es nuestra segunda acción social a la que van destinados parte de nuestros beneficios. Su objetivos es cerrar el círculo de personas que cuidan y ayudan a animales y animales que cuidan y ayudan a personas. En UANA Cosmética colaboramos con Hoope por nuestra firme convicción de que los animales son nuestros vecinos y acompañantes en el planeta, con los mismos derechos que la especie humana y no meros instrumentos a nuestro servicio.

Ser “Green” forma parte de nuestra filosofía vital.
Nuestro sueño, hacer comunión con la Madre Tierra.
Nuestro regalo para ti, compartir el más privilegiado de todos los privilegios:
la belleza resultante de este amor a la Naturaleza.
Esta semana y las restantes, los 365 días del año.

Tu carrito
Right Menu Icon