Cosmética y embarazo

Cosmética natural, Vida saludable

21 Oct, 2020

El embarazo es un periodo muy especial en la vida de una mujer, pero también es una etapa repleta de dudas, preocupaciones e inseguridades sobre qué será lo mejor que podemos hacer, comer y qué debemos utilizar o evitar para no perjudicarnos. Hoy nos centraremos en el cuidado cosmético de la mamá, veremos qué ingredientes podemos continuar utilizando durante la época de embarazo y lactancia con seguridad y cuáles no son tan recomendables.

La piel, tanto del rostro como del cuerpo, absorbe todos los ingredientes que apliquemos de forma tópica y los reparte, algunos pueden atravesar la placenta y llegar al feto, que podría verse afectado de diferentes formas.

Cuidado con la cosmética química

Los productos que no tienen un origen ecológico seguro son susceptibles de desconfianza. Por ejemplo, uno de los componentes más perjudiciales es el retinol y sus derivados (ácido retinoico, retinaldehido, tretinoina, etc). 

Se ha comprobado que es un elemento poderoso para combatir los signos de la edad pero está totalmente prohibido durante el embarazo, su consumo por vía oral ya está demostrado que causa malformaciones en el feto, aún no está claro cuánta cantidad sería la excesiva aplicada por vía tópica, por ello, lo más conveniente es evitarlo por completo.

Ocurre algo parecido con la hidroquinina, un despigmentante muy frecuente que se utiliza en los cosméticos antimanchas tradicionales, puede tener efectos perjudiciales para el bebé muy similares al retinol.

Otros activos no recomendados durante el embarazo son los alfahidroxiácidos (salicílico, glicólico), betahidroxiácidos y la vitamina C pura, son elementos químicos demasiado potentes y aunque se desconoce con seguridad los posibles efectos adversos en el bebé, pueden irritar la piel de la mujer embarazada, que se transforma en mucho más sensible y reactiva durante este tiempo.

Evita también la cafeína, muy presente en cremas destinadas al contorno de ojos, o corporales reductoras y anticelulíticas; y algunos aceites esenciales, como el de romero, ajenjo, salvia o apio.

Lo más recomendable si estás embarazada o en periodo de lactancia es utilizar protección solar y buenos antioxidantes naturales.

Puedes confiar en los productos de UANA Cosmética con total seguridad, todos sin excepción son aptos para aplicar durante estas etapas tan especiales. En UANA disponemos de una selección de productos muy suaves, aptos para pieles sensibles, reactivas o alteradas y expuestas a cambios hormonales. Tanto sus fórmulas como sus texturas son muy ligeras y seguras tanto para ti como para tu bebé.

¡Y no lo olvides! Durante el embarazo, las mujeres producimos hormonas como la prolactina y los estrógenos que hacen que la piel esté más brillante, por lo que estarás más guapa y radiante de forma natural durante ese periodo, solo tienes que preocuparte por protegerte del sol e hidratar tu piel de forma segura.

Tu carrito
Right Menu Icon