Cosmética, sensorialidad y bienestar mental

Belleza, Vida saludable

22 Ene, 2023

Todos conocemos la famosísima frase, `mente sana, en un cuerpo sano´, una de tantas expresiones que repetimos sin conocer, en muchas ocasiones, su origen. Por si tienes curiosidad histórica, este verso proviene de la antigua roma, es el 356 de la Sátira X ― mens sana in corpore sano― escrito por Décimo Junio Juvenal (c. 50- c.130 d.C.)

A lo largo de los tiempos, esta expresión ha servido de punta de lanza para demostrar que la mente no puede estar sana en un cuerpo enfermo, y, en consecuencia, es imprescindible que todas las personas practiquen ejercicio físico. Sin embargo, la oración está totalmente sacada de contexto. La frase completa de Juvenal lo que indicaba era que debía pedirse a los dioses que nos diesen una mente sana en un cuerpo sano. El poeta abogaba por esperar de la divinidad la salud física y mental, y, en modo alguno, estaba haciendo depender lo mental de lo físico. Una sutil diferencia, que no invalida su interpretación posterior, pero que pone al mismo nivel cuerpo y mente.

Unión cuerpo-mente

Independientemente de si la frase original ponía más énfasis en lo mental o en lo físico, debemos reconocer que el cuerpo y la mente están indisolublemente unidos y que se influyen mutuamente, de tal forma que si desatendemos cualquiera de los dos, las repercusiones en el otro serán inevitables. 

Por ejemplo, descuidar el cuerpo hasta el punto de que afecte negativamente a la mente, traerá consigo una mala calidad de vida; por el contrario, no ejercitar la mente ni saber canalizar nuestras emociones también repercutirá en nuestro cuerpo, con la posible aparición de enfermedades psicosomáticas, las cuales se vienen estudiando desde hace muchos años.

Cosmética, sensorialidad y bienestar mental

En otro artículo, ya hablamos de los beneficios del ejercicio físico sobre la piel. Pero en esta ocasión, queremos recuperar el sentido original de la expresión `mens sana in corpore sano´.  Al igual que Décimo Junio, en Uana pensamos que para mejorar nuestro “bien-estar” podemos hacer más de aquello que nos gusta, motiva y alimenta nuestra mente. De aquello que nos carga las pilas hasta el punto de aumentar nuestra vitalidad, energía y que nos renueva la ilusión por aprender y cumplir objetivos, sean los que sean.

Si estás aquí probablemente eres un amante de la cosmética natural, ecológica y/o vegana. Si eres de las que no perdona una rutina de limpieza, cuidados y mimos, es posible que ya te hayas percatado que la motivación para ser constante no viene únicamente de que tu piel luzca bonita y saludable: Ese tiempo de autocuidado que te dedicas a tí, sin interrupciones de nadie, de desconexión del exterior y conexión contigo mismo/a; en definitiva, esos minutos que destinas a tu bienestar, son el motor para no saltarte la rutina nunca o (casi) nunca. Y es igual o más potente que la motivación por lucir una piel bonita y rejuvenecida.

Y, ya sabes lo que dicen: `Haz más de aquello que te haga más feliz´.

Cómo mejorar con cosmética nuestro bienestar mental

Una parte importante de la cosmética es la sensorialidad (siendo lo sensorial aquello que despierta los órganos de los sentidos). Veamos cómo:

Podemos trabajar la vista, con un envase que te resulte bonito tener en el tocador a la vista o decorando el estante del baño. También el color de los cosméticos puede echarnos para atrás. ¿Comprarías un cosmético marrón? Suele asociarse con la suciedad. Hasta el punto de que en cosmética tradicional hay tonos de materias primas que se tratan de enmascarar blanqueando el producto final. Sin entrar a valorar hasta que punto es necesario o no este procesamiento (lo dejamos para otro blog), pone de manifiesto hasta qué punto el fabricante sabe que debe evitar ciertos tonos para que el cosmético sea agradable a su consumidor objetivo.

Trabajamos el olfato, con los aromas de los cosméticos. A todas nos ha ocurrido oler una crema y que no nos guste su fragancia y por muy buena que sea o bien que nos vaya, no querer usarla más porque el aroma nos arruina el momento de aplicación. 

También ocurre que un perfume puede retrotraernos a un recuerdo feliz o agradable de la infancia (también desagradable), esto es así porque el sentido del olfato está muy ligado a los recuerdos y a las emociones.

Un olor equivocado puede arruinar un producto y que no se venda. Tampoco es casualidad que la aromaterapia sea cada vez más conocida y con más seguidores, sus beneficios están más que demostrados.

Por cierto, ¿te has fijado qué aromas tienen nuestros cosméticos? En Uana, son dominantes las notas herbales, frescas y cítricas, las cuales están naturalmente presentes en nuestros ingredientes.

El tacto, la textura de un cosmético también es importante para decidir si nos decantamos por él. ¡En el mercado hay de todo!, según su lugar de aplicación, el tipo de piel etc… Más suaves, más untuosos, más aterciopelados o menos, absorción rápida, sensación pegajosa… Incluso el tacto del envase del cosmético puede ser agradable, suave. ¡Todo suma! De nuevo el reto para el fabricante es descubrir qué es lo que quiere el consumidor.

¿Y el oído? ¿Cómo te sientes al retirar el film protector de tu crema favorita? Para muchas personas es muy placentero, a otras les es indiferente.

Propuesta ejercicio práctico

Mientras apliques tus cosméticos favoritos, concentra tu atención en las sensaciones que percibes. Puedes empezar un día fijándote exclusivamente en el olor, por ejemplo, intentando averiguar a qué huele y a qué te recuerda el perfume. ¡Estarás entrenando tu olfato!

Otro día, presta atención a la sensación del producto deslizándose por tu piel, ¿es fresco? ¿se desliza suavemente? ¿te resulta agradable? ¿Es untuoso? ¿Se absorbe rápido? ¿Es pegajoso? Seguro que puedes decir más cosas de lo que imaginas.

En Uana trabajamos la sensorialidad

Para nosotros es importante trabajar la sensorialidad, nos gusta que a través de los sentidos (salvo el gusto, por razones obvias) tengas una experiencia agradable que genere bienestar y calma. Nuestro objetivo es contribuir a reforzar vuestra salud mental y emocional para que hagáis más de aquello que os hace bien, por dentro y por fuera. Por ello trabajamos para que tu rutina sea, además de efectiva, sensorial, efectiva y placentera.

¿Lo estamos consiguiendo? ¡Se admiten sugerencias de mejora!

Tu carrito
Right Menu Icon