¿Cómo reducir la celulitis? Despídete de la piel de naranja

Belleza, Vida saludable

24 Feb, 2021

La celulitis es un problema estético que afecta al 95% de las mujeres y que “sufren” los hombres, aunque en menor medida –sí, el 10% de ellos también tienen celulitis–. A nosotras se nos acumula en las cartucheras y a ellos, en el abdomen. Pero se le puede plantar cara y deshacernos de ella. Entonces… ¿Cómo reducir la celulitis? ¡Toma nota! 

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es un cambio de textura en la zona subcutánea (la dermis), que se produce por la acumulación de grasa y agua y un mal funcionamiento de la circulación y el sistema linfático. En un principio, esa insuficiencia circulatoria hace que las toxinas se estanquen bajo la piel, dando forma a una inflamación. Después, las células adiposas van hinchándose y las fibras elásticas –colágeno y elastina–, rompiéndose. Como consecuencia, aparecen esos pequeñísimos nódulos que continúan engrosando, deformando la zona afectada. Esto incrementa la retención de líquidos, lo que impide la correcta eliminación de las toxinas estancadas. Y como en un círculo vicioso, los depósitos de las células adiposas siguen creciendo, agrupándose en racimos compactos, que presionan contra la capa superior de la piel, dando lugar a la famosa “piel de naranja”

¿Por qué aparece la celulitis?

Los factores que predisponen a tener celulitis son muy variados. Uno de ellos es la herencia, ya que parece que el número de células adiposas está marcado genéticamente. La retención de líquidos también está íntimamente ligada al problema, pues ese líquido se estanca en los espacios intercelulares, agravando la situación. E igual de determinante es la mala circulación, ya que si la sangre no llega bien hasta la piel, esta última no recibe su alimento –el oxígeno–, perdiendo elasticidad y mostrándose más compacta. Finalmente, el factor hormonal es el más importante, dado que los estrógenos –hormonas femeninas– son los que regulan la división de las células adiposas, de forma que la piel femenina sea más blanda y elástica para que, en caso de embarazo, pueda dilatar.

Dicho esto, la celulitis parece inevitable, ¿a qué sí? Pues no, pese a todo lo explicado, el problema de la piel de naranja tiene solución. Basta con cuidar un poco la alimentación, hacer ejercicio regularmente y masajear bien la zona conflictiva con una buena leche corporal hidratante. ¡A por ello!  

¿¿Cómo reducir la celulitis? La alimentación es clave para atajarla en origen

Lo fundamental es beber mucho agua y evitar los alimentos que provocan retención de líquidos, además de ciertas costumbres que favorecen la mala circulación sanguínea. La sal, cuanto menos, mejor, porque es la principal responsable de la retención de líquidos. Tabaco, alcohol y café, lo más lejos posible también. Los tres son grandes productores de toxinas, pero el tabaco además dificulta muchísimo la buena oxigenación de los tejidos. En cuanto a costumbres, las ropas muy ceñidas dificultan la circulación, pero lo peor son las duchas muy calientes. Mantente siempre lejos de fuentes de calor muy fuertes –chimeneas, estufas, largas exposiciones al sol…–.

Por el contrario, a lo que debemos volvernos “adictos” es a los alimentos con alto poder depurativo, ricos en minerales como el cromo y el hierro, que fortalecen los capilares sanguíneos. Excelentes diuréticos que evitan la retención de líquidos son, por ejemplo, las alcachofas, los espárragos y las fresas. También las lentejas y los guisantes. Y algunas frutas como manzana, plátanos, albaricoque, piña y los frutos del bosque –estos últimos son muy buenos también para reactivar la circulación–. Las verduras crudas, fundamentalmente, las espinacas, son excelentes. Y el perejil –pero sin abusar, que en grandes cantidades puede ser tóxico–.

Si te gustan las infusiones, prueba con la de diente de león, cola de caballo, melisa y anís. Y en cuanto a rituales, cuando te duches, termina la ducha con un buen chorro de agua fría ascendente, desde los tobillos hasta el cuello 

¿Cómo reducir la celulitis haciendo deporte? Apúntate al “running” o a caminar rápido

Sabemos que el ejercicio regular es uno de los mayores secretos de belleza y, por supuesto, de salud. Y aunque no nos guste, debemos mentalizarnos de que hay que hacerlo, convirtiéndolo en una rutina más como la limpieza e hidratación de nuestro rostro. Para despedirnos de la celulitis, tenemos que quemar grasa y la mejor forma de hacerlo es practicando ejercicios de intensidad de larga duración.

El running es la mejor opción, pero a falta de práctica, caminar rápido es un sustituto excelente, siempre que prolonguemos la caminata, por lo menos, una hora. Nuestro cuerpo va a necesitar energía y tirará de sus reservas de grasa para conseguirla. Además, el movimiento reactivará la circulación sanguínea, tonificando nuestra piel. El beneficio, por tanto, es total. Ten prudencia solo de calzar unas buenas zapatillas.

Alimentación, ejercicio… Además, en UANA Cosmética también podemos ayudarte a despedirte de la piel de naranja.  ¿Cómo? Sigue leyendo.

El secreto está en la Leche Corporal Hidratante y Regeneradora de UANA Cosmética

Nuestra leche corporal ecológica es el mejor hidratante natural para todo tipo de pieles, especialmente las más secas y sensibles, ideal para aplicarse a diario, después de la ducha o cuando la piel está apagada. Pero  constituye un fantástico aliado contra la piel de naranja, gracias a su formulación con aceite de aguacate, que favorece la eliminación de la grasa subcutánea. 

Esta propiedad del aceite de aguacate se debe a su facilidad para actuar en profundidad, reactivando el metabolismo del colágeno y la elastina, gracias a su alta concentración en ácidos grasos esenciales, además de vitaminas A y E. El aceite de aguacate contiene también importantes aminoácidos que estimulan la actividad celular de la piel y mejoran la circulación. Mediante masaje localizado, la piel se torna más elástica y firme, la circulación mejora, el oxígeno llega mejor a la células y todo ello dificulta que las células adiposas se concentren e hinchen formando los nódulos que dan forma a la piel de naranja.

Darte el masaje es sencillísimo, dado que únicamente se trata de aplicar la leche corporal hidratante haciendo pequeños círculos, con la palma de la mano bien abierta. Los movimientos tienen que ser progresivos y muy suaves, sin apretar, prolongándolos unos segundos, aún cuando la leche corporal ya haya sido absorbida.

Como has visto, hay remedio y no es difícil. Hasta en los casos de celulitis más rebeldes da resultados. Con la reducción de la piel de naranja, al eliminar progresivamente la grasa subcutánea, tu piel estará más bella, lisa y uniforme. Además notarás una apreciable pérdida de volumen. Después de aprender cómo reducir la celulitis, ¡tienes el éxito asegurado!

Tu carrito
Right Menu Icon