Alimentación saludable para una piel radiante

Alimentación, Vida saludable

14 Oct, 2020

Somos lo que comemos. Parece un tópico pero es una afirmación real. Y es que una dieta saludable, además de prevenir enfermedades cardiovasculares, degenerativas, articulares o del estado de ánimo, nos va a ayudar a mantener nuestro organismo joven, sano y fuerte y a lucir una piel mucho más favorecedora.

Si bien es cierto que la alimentación no lo es todo para una piel preciosa; también influyen factores genéticos, la contaminación, el estilo de vida o el tipo de productos cosméticos que utilicemos. Si hemos tratado nuestra piel con una química agresiva durante años, tenemos un ritmo de vida estresante y nuestra alimentación no ha sido la mejor, la reparación de nuestra piel necesitará más mimo y tiempo. La buena noticia es que siempre es buen momento para cambiar y revitalizar nuestro rostro.

Antioxidantes

Constantemente hablamos de la maravillosa acción antioxidante de nuestros productos de UANA Cosmética, pero estas poderosas  moléculas (capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas o de las células del organismo) no solo las obtenemos al aplicarlas de forma tópica, son ingredientes naturales, así que también debemos combinar esta rutina cosmética con una ingesta habitual de sus propiedades a través de la alimentación.

Los antioxidantes más potentes son: la vitamina A, C, E, el zinc, el selenio, los polifenoles como los ‘alfa’ y los ‘betacarotenos’, el licopeno, la luteína, la zeaxantina, las antocianinas, el resveratrol, o la curcumina.

Observa los colores de tu plato en cuanto a intensidad y variedad. Cuanto más intenso sea el color de la fruta o verdura, mayor será la cantidad presente del antioxidante en ese alimento concreto, por otra parte, cuantos más colores distintos haya en tu ensalada, por ejemplo, más nutritiva será.

¿Qué alimentos están en el top 10 de la acción antioxidante?

Encontraremos principalmente antioxidantes en frutas enteras (que no zumos), verduras y hortalizas:

Verduras como el brócoli, la col, espárragos, espinacas o alcachofas; tomate, uvas, chocolate negro (cuanto más puro mejor), frutos rojos (frambuesas, moras, arándanos), canela, aceite de oliva virgen extra, ajo, legumbres y frutos secos.

Eso sí, no debes obsesionarte, se trata de alimentarse con moderación y variedad. Ten presente a los alimentos antioxidantes que hemos descrito, pero elabora platos que se combinen con alimentos ricos en proteína, en carbohidratos complejos, como el pan y el arroz integral, junto con alimentos grasos saludables (omega-3).

Casi todas solemos caer en el error de pasar por alto que la forma en la que nos alimentamos puede afectar gravemente a la salud de nuestra piel. La nutrición es uno de los aspectos más importantes para mantener un cutis realmente sano. El órgano más grande del cuerpo genera constantemente nuevas células, así que es esencial asegurarnos de alimentar este proceso con los nutrientes y productos cosméticos adecuados.

Tu carrito
Right Menu Icon