Alimenta la piel: los 10 antioxidantes de temporada

Belleza, Vida saludable

30 Jul, 2021

Aún queda mucho verano por delante, pero se aprecia que los días empiezan a ser más cortos, lo que facilita que en la huerta continúen madurando frutas y hortalizas veraniegas, al tiempo que aparecen nuevas frutas y hortalizas que nos alertan de que está próximo el cambio de estación. Nuestra piel sigue agradeciendo que la cuidemos por fuera y por dentro. Así que, alimenta la piel con los 10 antioxidantes de temporada.

Los colores intensos siguen siendo señal de la potentísima acción antioxidante de frutas y verduras, fundamentales para bloquear el efecto dañino de los radicales libres que envejecen nuestra piel, manteniendo así su suavidad, flexibilidad y densidad. Por si esto fuera poco, frutos y vegetales rojos o azules son el signo de la abundancia en carotenos, que tienen la propiedad de proteger la piel del daño solar, mejorando nuestra resistencia al sol durante los todavía calurosos días de agosto, cuando todavía estamos tan expuestos a los rayos ultravioleta o UV. Por tanto, aún podemos y debemos continuar disfrutando de sandía, melón, ciruelas o melocotones, pero también ya de las primeras uvas, higos, moras y otros frutos del bosque. Y al tomate, rey de la huerta y del licopono –el antiedad por antonomasia–, le sumamos el pimiento rojo, que ahora está en su mejor momento. ¡Adelante!

1. UVAS y el gen de la eterna juventud: el resveratrol

El calor y las sequías fruto del cambio climático llevan años adelantando la maduración de las uvas a finales de agosto. Jugosas y dulces, son muy ricas en vitaminas, especialmente B1, B2, C y E y sus pepitas contienen una enorme cantidad de ácidos grasos insaturados que son un potentísimo antioxidante de muy fácil absorción por la piel. Cuanto más roja es la uva, más presencia de flavonoides tiene, particularmente de quercetina y de resveratrol. Y hoy nos detenemos en este último porque se ha convertido en la molécula antiedad de la que todo el mundo habla.

El resveratrol es un compuesto natural que producen de forma natural las uvas para protegerse de agresiones externas y que se concentra fundamentalmente en la piel y en las pepitas. A comienzos de este siglo, un grupo de científicos de la Universidad de Harvard determinaron que el resveratrol activaba las sirtuinas, una clase de enzimas que protegen y preservan la actividad celular. Esto convirtió al resveratrol en uno de los ingredientes más solicitados en cosmética y nutricosmética. Pero ya sabes que puedes obtenerlo de forma natural comiendo uvas, además de moras y frutos secos como los cacahuetes y las nueces.

2. HIGOS, la nueva estrella antienvejecimiento

Los higos son inseparables de la historia de los pueblos mediterráneos y han sido considerados un gran reconstituyente desde antiguo. Pero desde hace poco menos de diez años se han convertido en la revelación estrella de los tratamientos de belleza. Este hecho se debe a que en 2005 se descubrió su riqueza en fenoles, poderosísimos antioxidantes entre los flavonoides, que en el cuidado de la piel neutraliza su envejecimiento. Sumado esto a su alto contenido en vitaminas C, A y E, minerales como potasio, calcio y magnesio, y que son muy ricos en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, que hidratan y nutren la piel por dentro, bien merece la pena incorporar higos a nuestra dieta.

3. MANGO, la nueva fruta de agosto

Esta fruta tropical de pulpa carnosa y dulce, es la fruta que mayor crecimiento ha experimentado en los campos malagueños. De hecho Málaga, es ya la mayor productora de Europa, disparando su consumo año tras año. Contiene antioxidantes muy saludables para la piel y ácidos fenólicos y flavonoides como la catequina, a los que hay que sumar la acción de las vitaminas A, C y E, fundamentales para neutralizar los radicales libres. 

4. MORAS, las antiedad silvestres

Muy beneficiosas para la belleza de nuestra piel, nos aportan vitaminas C y E. Son además una de las frutas silvestres que más antioxidantes contiene, concretamente antocianina y pterostilbene, que nos protegen de los radicales libres y del envejecimiento prematuro de las células. Por curiosidad, comentaros que las moras ayudan también a mantener la salud bucodental, porque inhiben el efecto de bacterias responsables de las infecciones de encías. Su zumo también es muy beneficioso para regular la menstruación, gracias al alto contenido en vitamina K.

5. FRAMBUESAS, las fresas del bosque

Aportan cantidades significativas de potasio y en cuanto a su contenido en vitaminas destacan la B3, C, ácido fólico y en menor cantidad betacaroteno, B1, B2 y B6. Es un fruto muy rico en elagicanos, que un vez en el organismo se transforman en el famoso antioxidante conocido como ácido elágico, encargado de bloquear la enzimas que descomponen el colágeno en las células dañadas de la piel. Inhibe la formación de manchas cutáneas y en cosmética coreana se usa mucho para el blanqueamiento del rostro.

6. FRUTOS DEL BOSQUE, piel joven y firme

Grosellas, arándanos, mirtilos… El sabor agridulce de los frutos del bosque, que ahora están en su mejor época, son un complemento perfecto de deliciosos postres, además de un alimento muy nutritivo fuente de vitaminas –por supuesto, en pequeñas dosis– y flavonoides que actúan contra los radicales libres. Dentro del grupo de flavonoides, en los frutos del bosque se han identificado hasta 20 tipos diferentes de antocianos que estabilizan la matriz del colágeno, contribuyendo a que la piel esté más joven y firme.

7. TOMATO, licopeno a raudales

No nos extendemos mucho con el tomate que en agosto da color a los huertos, porque ya os hemos hablado muchas veces de por qué gracias a su alto contenido en licopeno, es a día de hoy, el mayor y mejor booster natural de belleza. Destacar únicamente que basta con tomar 1 tomate al día para cubrir la necesidad diaria de vitamina C, el 27% de la de vitamina A y el 13% de la vitamina E, las tres vitaminas por antonomasia que nos protegen del envejecimiento prematuro.

8. PIMIENTO ROJO, el cóctel de antioxidantes

Compite en color y belleza con el tomate y, como él, es un auténtico cóctel de antioxidantes, ácido fólico, betacarotenos y flavonoides. Bastan 100 gr. de pimiento rojo para obtener la vitamina C que nuestro cuerpo necesita diariamente. De hecho fue el alimento con el que se descubrió la vitamina C en 1928, hallazgo que le valió el Nobel de Medicina al químico húngaro Albert Szent-Györgyi.

9. LECHUGA, la vitamina A y C verde

No puede faltar en nuestras ensaladas porque, además de hacernos la dieta menos calórica, posee pequeñas cantidades de antioxidantes y vitaminas como la provitamina A, vitamina C y ácido fólico, además de algo de vitaminas B y E, protegiendo a nuestras células del daño de los radicales libres y evitando así el envejecimiento prematuro. Eso sí, procura adquirir las lechugas de cultivo ecológico, porque es una de las verduras más contaminadas con plaguicidas.

10. PEPINO, el rey de la cosmética natural

Y terminamos los 10 antioxidantes de temporada con el pepino, al que denominamos el rey, porque sus beneficios son tales en belleza que desde antiguo se ha utilizado hasta directamente, en tratamientos caseros: en rodajas, para deshinchar las bolsas del contorno de ojos; o batido, en mascarilla como antigrasa e hidratante. Hoy, sin embargo, te lo recomendamos para añadir a nuestra dieta antioxidante, dado su alto contenido en vitaminas A, C y E.

Tu carrito
Right Menu Icon